Autor: Admin

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos

En este punto, Platón se acerca al pensamiento oriental. En este, el deseo es fuente de sufrimientos, en tanto que la ausencia de deseo es libertad y plenitud. La capacidad de renunciar a los deseos lleva a un mayor grado de libertad y a un menor número de frustraciones, pues supone control en la relación que tenemos con el mundo.

Es el querer más y más, poseer todo y como decía aquella nefasta publicidad : «¿Lo quieres? Lo tienes». Como si el camino a la felicidad de las personas fueran simplemente el atesoramiento de bienes sin más.

Y después de ello viene la frustración. La felicidad que no es un fin es ní mismo, no se puede focalizar en bienes materiales. Muy al contrario. Es un camino, y para ser más llevadero te tienes que despojar de casi todo.

 

Nos falta pensar

Política, Reflexión ,

Si pensáramos un poco más, o sencillamente si empezáramos a pensar, posiblemente nos ayudaría a que las cosas fueran un poco mejor.

Pensar no es opinar. Pensar no es querer que pase lo que tu piensas que debe pasar. Pensar no es ni tan solo escoger una opción.

Analicemos cuatro personajes de la política española y la forma en que deben pensar: Sánchez, Feijoo, Puigdemont y Abascal. Norte, Sur, Este y Oeste. Cuatro personajes públicos que demuestran que últimamente el tema de pensar se les ha olvidado. O al menos no lo han ejercido con demasiado éxito.

Pedro Sánchez, aspirante a Presidente de Gobierno. ¿Ha pensado en las consecuencias sociales que puede tener otorgar una amnistía política en un país donde las diferencias territoriales son mayores que los lazos de unión?

Alberto Núñez Feijoo. Esta kale borroka que ha organizado, ¿ha pensado si es la mejor forma de hacer política para que su partido sea aceptado en los territorios donde siempre ha pinchado (Euskadi y Catalunya)?

Santiago Abascal. ¿Ha pensado como puede afectar a la sociedad y a la justicia su llamamiento a la polícia a desobedecer?

Carles Puigdemont. ¿Ha pensado que el chantaje es el peor enemigo de la negociación y que es pan para hoy y hambre para mañana?

Tengo clara la respuesta. No lo ha pensado ninguno de ellos.

Pensar requiere cuestionar, razonar, discernir, decidir y optar. Demasiado trabajo para una política cortoplacista que nos invade nuestra sociedad. Cuando hablamos de regeneración política tiene que ser real.

Nuestra sociedad se merece más categoría humana. Se nos pide esfuerzo, trabajo y dedicación, y cumplimos. Sin embargo no noto la misma implicación a la clase política. Tenemos problemas acuciantes los cuales no cito por no ser repetitivos. Pero necesitamos urgentes soluciones.

Del libro de Luis Alfonso Iglesias «El país era una fiesta»

Reflexión ,

El libro propone ampliar el concepto de fiesta añadiendo algunas de sus formas que están a nuestro alcance: mirar, la fiesta de la contemplación; buscar, la fiesta de la curiosidad; sentir, la fiesta de la sensibilidad; amar, la fiesta de los otros; leer, la fiesta de la palabra; tener, la fiesta del silencio; ser, la fiesta de la intimidad; escuchar, la fiesta sin esta fiesta; vivir, la fiesta de la existencia; esperar, la fiesta de la paciencia; seducir, la fiesta de la belleza; conocer, la fiesta de lo sublime; crear, la fiesta de la imaginación, etc.

Al final, las enseñanzas que podemos extraer de la pandemia es que necesitamos vivir de una forma más solidaria y menos volátil, en la que reconocer al otro y reconocernos en el otro sea la verdadera fiesta. Existe alternativa a cómo vivimos porque nuestra capacidad para hacer la realidad más apacible y sosegada, más justa y equitativa, permanece intacta. La posibilidad de hacer una vida mejor, esa sí es una fiesta a la que debemos acudir sin demora.

El hombre es el más inteligente de los animales. Y el más tonto

Excelente reflexión de Diógenes, uno de los presocráticos con más lenguaje.

El hombre capaz de tener este doble sentido: el más inteligente que a veces se acerca a lo más tonto. Cuántas veces decimos pero ¿cómo se puede ser tan tonto, refiriéndonos a alguien muy listo?

Probablemente nuestra inteligencia funciona a diferente ritmo de nuestro día a día. Y es por ello que se producen algunos desajustes.

El que no espera lo inesperado, nunca lo encontrará

Heráclito, el pensador de Éfeso, nos introduce el día con esta máxima donde se viene a decir que no debemos ni olvidar ni sustituir nuestra capacidad de asombrarnos.

Todo empieza cada día. Y sabemos que a pesar de todos los horarios preparados meticulosamente siempre pueden surgir hechos inesperados, los cuales por ser eso mismo (inesperados), nos sorprenderán.

De lo contrario, qué vida más aburrida nos depara el destino. Lo peor de esta vida es que se convierta en un día de la marmota, donde cada día transcurre sin tener referencias sobr el paso del tiempo.

El pasado es cierto, el futuro oscuro

Tales de Mileto nos cede esta frase de gran contenido reflexivo. Hemos oído multitud de veces que lo que debemos vivir es el presente, ya que el pasado no se puede cambiar, y el futuro es incierto y depende en gran medida de los imponderables que pueden surgir.

El pensador filosófico, unos de los iniciadores de la filosofía lo refleja claramente en esta expresión. Vivamos el presente, ya que lo demás es historia o conjeturas.

Lo ilimitado no tiene principio porque, en tal caso, sería limitado

Empezamos la semana con Anaximandro de Mileto. El pensador griego nos obsequia con esta frase cuya reflexión sería objeto de estudio durante mucho tiempo. Pero como no es la razón del presente blog, solamente me gustaría ofrecer una breve opinión sobre ello.

El principio es una señal, algo que marca. Iniciamos nuestra vida, iniciamos una nueva vida, iniciamos un nuevo reto… Podemos iniciar lo que quereamos pero lo que es obvio es que aquello que iniciamos ya es limitado, porque antes no había existido.

Por eso, todo aquello ilimitado, por ejemplo el universo, no tiene principio alguno, porque si nos atreviéramos a colocarlo, ya pasaría a ser limitado (principio y fin).

La opinión es el medio entre el conocimiento y la ignorancia

Reflexión , ,

Platón nos describe perfectamente y de forma original la definición de la opinión. Aquí me viene a colación comentar el tema de los tertulianos, personas (no pongo en duda sus conocimientos) que pueden hablar tanto de tauromaquia como de mercados financieros.

Todos somos capaces de opinar de algo, normalmente más de temas de los demás que temas propios. Nos atrevemos a hablar de cualquier tema sin temor alguno aun sin conocerlo, sin ningún tipo de filtro, y a veces, lo que es peor con unas fuentes de información de dudosa credibilidad.