Posted in

La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la más fácil es hablar mal de los demás

Frases de Tales de Mileto, rabiosamente actual. Y en estos días revueltos por debates parlamentarios, más de uno se lo debería aplicar.

A lo mejor nos haría falta hablar menos y escuchar más. Alguien dijo que Dios nos había dado dos orejas y una sola boca. Por algo será, ¿no?

One thought on “La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la más fácil es hablar mal de los demás

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *