Categoría: Política

Nos falta pensar

Política, Reflexión ,

Si pensáramos un poco más, o sencillamente si empezáramos a pensar, posiblemente nos ayudaría a que las cosas fueran un poco mejor.

Pensar no es opinar. Pensar no es querer que pase lo que tu piensas que debe pasar. Pensar no es ni tan solo escoger una opción.

Analicemos cuatro personajes de la política española y la forma en que deben pensar: Sánchez, Feijoo, Puigdemont y Abascal. Norte, Sur, Este y Oeste. Cuatro personajes públicos que demuestran que últimamente el tema de pensar se les ha olvidado. O al menos no lo han ejercido con demasiado éxito.

Pedro Sánchez, aspirante a Presidente de Gobierno. ¿Ha pensado en las consecuencias sociales que puede tener otorgar una amnistía política en un país donde las diferencias territoriales son mayores que los lazos de unión?

Alberto Núñez Feijoo. Esta kale borroka que ha organizado, ¿ha pensado si es la mejor forma de hacer política para que su partido sea aceptado en los territorios donde siempre ha pinchado (Euskadi y Catalunya)?

Santiago Abascal. ¿Ha pensado como puede afectar a la sociedad y a la justicia su llamamiento a la polícia a desobedecer?

Carles Puigdemont. ¿Ha pensado que el chantaje es el peor enemigo de la negociación y que es pan para hoy y hambre para mañana?

Tengo clara la respuesta. No lo ha pensado ninguno de ellos.

Pensar requiere cuestionar, razonar, discernir, decidir y optar. Demasiado trabajo para una política cortoplacista que nos invade nuestra sociedad. Cuando hablamos de regeneración política tiene que ser real.

Nuestra sociedad se merece más categoría humana. Se nos pide esfuerzo, trabajo y dedicación, y cumplimos. Sin embargo no noto la misma implicación a la clase política. Tenemos problemas acuciantes los cuales no cito por no ser repetitivos. Pero necesitamos urgentes soluciones.

Preguntas incómodas

No hay comentarios Política
  1. ¿Qué es más defendible el ataque de Rusia a Ucrania o el ataque de Israel a Gaza?
  2. Bruselas – Tel Aviv 4.500 Km. Bruselas Kiev 2.100 Km ¿Tanta es la diferencia de 2.400 Km que te impide condenar una guerra?
  3. Renta per Capita Israel 52.170 USD   Renta per Capita Gaza 1.200 USD ¿Nos preguntamos por qué?
  4. Tasa de desempleo Israel no llega al 5 %. En Gaza más del 50 % (la más elevada del mundo). ¿Motivos?
  5. ¿Puede la excesiva desigualdad llevar a justificar la violencia?
  6. 2.000 años en conflicto entre judíos y palestinos. ¿Es la religión la causa de difrencias irreconciliables?

El conocimiento es poder

Parece una redundancia, pero no lo es. Francis Bacon no sabía que esta frase sería un leit motiv para los que ocupan el poder en este siglo XXI. En el mundo empresarial, quien toma las decisiones más rápidas gracias a su acceso al conocimiento, tiene todas las de ganar.

En la política sucede exactamente igual. Te das cuenta que los que manejan las decisiones políticas muchas veces son gracias al acceso de conocimiento que el resto de los mortales no tenemos.

Viene a colación la existencia del Club Bilderberg, un grupo de personas de diferentes nacionalidades, que se reúnen en el más estricto secreto y de forma confidencial algunas veces al año. Son personas (muchas de ellas desconocidas para la mayoría de nosotros) que con todo el conocimiento a su alcance y en su poder toman decisiones para influir en el transcurso del día a día de nuestra sociedad.

O también existen los lobbys, grupos de poder que con acceso al conocimiento tratan de influir en las decisiones políticas.

No juzgamos a las personas que amamos

Jean-Paul Sartre nos interpela con esta frase. Reflexionemos. El amor, ¿nos ciega? ¿Tenemos la misma vara de medir con la persona que amamos con el resto de humanos? Y la persona que nos ama, ¿es realmente objetiva y capaz de definirnos de forma totalmente objetiva?

Es evidente que entre los humanos existe una cierta relatividad mezclada con subjetividad que nos sitúa en una posición no neutral de cara a juzgar a terminadas personas. Recuerdo cuando en mi ciudad en época de economía boyante, se instalaban empresas extranjeras y venían trabajadores y directivos de los países de origen: Suecia, Japón… No había ni atisbo de racismo. Sin embargo, y cuando la inmigración universal se ha establecido en Europa, parece ser que a determinadas personas de determinados orígenes las juzgamos con criterios diferentes.

Las personas no somos entes objetivos. Somos seres diferentes y por eso utilizamos filtros